Banner3

Banner3
Loading...

Roberto Rosario

Por Alexis Martínez

El Consulado de Estados Unidos le ha quitado la visa a Roberto Rosario, el cacique de la Junta y nino mimado del PLD gobernante en ese organismo electoral. Las violaciones flagrantes en que ese funcionario publico ha incurrido a lo largo de su gestión no solo lo hacen pasible de esa medida, que el Departamento de Estado a su legitima discrecion adopta, sino que se trata de un funcionario cuyo accionar choca de frente con leyes penales de la republica, por lo que debería un día responder.

Si este país nuestro tuviera un verdadero nivel institucional, un andamiaje en el que las leyes funcionen sin distingo de clases ni altura del funcionario -y con esto me sumo al colega Marino Zapete- el senor Rosario deberia estar propiamente preso.

Preso porque ciertamente privó a una franja de dominicanos de una vida. No de una visa, como con él justicieramente han hecho, los privó de una vida íntegra, porque cuando usted le impide a un ser humano matricularse en escuelas y universidades, cuando usted se arroga la facultad de borrarlos de un tirón una mala tarde, definitivamente está usted violando elementales derechos humanos.

No sé en que parara este asunto, pero evidentemente que esta cancelación justa que el gobierno de Estados Unidos asume sin dar detalles ni pormenores exactos, pero que se infieren, nos dan un mensaje muy contundente como país, una lección alta, por un lado en la relativo a la violacion de los derechos consagrados en todas las convenciones internacionales, pero por otro este Roberto Rosario es el mismo que acaba de organizar un torneo comicial viciado, con denuncias de fraude al por mayor y detalle que dajeron un saldo de muerte y violencia esparcida por toda la geografía dominicana.

Como no lo dice ni lo dirá, todo queda supeditado al mundo de las especulaciones, por lo que a mi se ocurre especular que el mensaje de EU al hacer lo que hizo con este reconocido funcionario publico tiene varias aristas: primero, no quieren a una gente que no inspire confianza al frente de la junta. Segundo, se trata de un violador publico de los derechos humanos y la comunidad internacional lo quiere responsabilizar por sus actos hostiles en contra de una parte de sus mismos compatriotas y, tercero, es un hombre que conforme a lo que hoy se conoce daría para retorcer la voluntad liberrima y pura de un pueblo.

Veamos que hace el PLD y su Comité Politico. Es de dudar que se enfrenten abiertamente al imperio de imperios. A menos que deseen declararse suicidas y salten desde un paracaídas sin red. Son tan arrogantes como este Roberto y de pronto se atraven a hacerlo, metiendo de paso al pais en un lio todavia mayor.

El autor es periodista. Produce el programa La Verdad Primero, por Latino TV.

Páginas vistas en total